Avisar de contenido inadecuado

El Extraño Color de la noche...

{
}

Una Extraña luz blanquecina, entra por la estrecha ventana de mi habitación.

¡Que curioso! ¡Entrada ya la noche y la luna alumbra más que el Sol!

El Haz tiñe mi aposento de un extraño color marrón opaco, producido por un filtro cortinaceo batiente.

El Viento se ha dignado a visitarme esta noche, pero  no avisa, pues es traidor.

Ahora la Cortina zozobra al compás del mentado elemento, tiznando la sala con claroscuros.

¿Quien sabe?. A lo mejor algún día me de por pintar y cambie de color.

Todavía recuerdo la última vez que lo hice. El color es un estado, al menos pienso yo.

Fríos los colores como el azul o el gris simbolizan: sosiego, calma y relajación.

Cálidos son los que implican espíritu impulsivo e impaciente.

Aunque en ocasiones el Color tiñe tu ser.

Lo devora como un gusano a merced del ave, y la hace suya. ¡Que Don el ser daltónico!

¡Quizás mañana cambie de color! De momento escucharé las noticias que me trae el Viento y taparé mis ojos, para impedir mi propia corrupción colórea.
{
}
{
}

Comentarios El Extraño Color de la noche...

muy bien, te felicito, me agradó entrar a tu mundo de la poesia
Anónimo 17/08/2008 a las 21:42

Deja tu comentario El Extraño Color de la noche...

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre